postura

8 trucos para parecer estar seguro de sí mismo

La autoestima es la clave del éxito. Está demostrado que la gente que tiene la impresión de confiar en sí misma, es más popular, llega al estatus social más alto y tiene influencia.

¿Pero y si no tenemos la confianza en nosotros mismos en algún momento importante? Esto nos puede pasar mientras presentamos un proyecto delante del público, mientras hablamos con el jefe o expresar la opinión en una reunión.

¿Cómo emitir autoestima independientemente de nuestros sentimientos?

¿Cómo actuar si nos falta autoestima?

Nos enfocamos en la habla del cuerpo. Podemos ser la encarnación de la confianza en nosotros mismos sin decir una palabra. Así el resto de gente nos verá como un líder. Si lo ven, lo creen.

1.El contacto visual

Cuando hablamos con la gente, debemos mirarles a los ojos. No miramos ni por la habitación, ni por la ventana, ni menos la pantalla del móvil. Si le prestamos atención, le hacemos sentir importante. Él que se siente importante nos va a respetar.

2.Dar la mano verdaderamente

El apretón de manos es la señal de que queremos saludar a esta persona y que le prestamos atención. Damos la mano a los compañeros del trabajo, a los que vemos por primera vez incluso a los que conocemos toda la vida.

3.Tocar el hombro con la palma

Darle a alguien la mano y combinarlo con un toque ligero de su hombro con la palma de la mano, es una expresión de autoestima y amabilidad a la vez. El toque es un arma potente, utilizándolo bien, conseguimos que otra persona se relaje y nos respete. Este gesto practicaba mucho el expresidente de Estados Unidos Barack Obama. Su liderazgo demuestra con la palma en el hombro de la persona con la que se saluda.

Puede parecer un poco atrevido, sobre todo si somos más jóvenes o en una posición inferior. Pero si ansiamos que nuestra vida tome un rumbo que deseamos, tenemos que empezar a actuar como líder en el que queremos convertirnos. Un toque rápido y ligero demuestra nuestra autoestima  y habilidades de un líder. No es un intento de conseguir el predominio.

Ver: ¿Cómo no estropear nuestra actuación? Curso rápido de la comunicación corporal

4.Recta postura sin apoyarse

Hablando delante de público o con una persona no debemos de apoyarnos en nada. Mantenemos la postura recta con la frente alta. Esta postura hace que los demás nos respeten y se ve que estamos entusiasmados por el tema.

5.Los pies en el suelo

Si cruzamos las piernas o cambiamos de pie podemos parecer como una persona nerviosa o evasiva. Los pies los dejamos tranquilamente en el suelo, que nos servirá como la tierra firme. Y recordamos que siempre cuando hablamos con alguien, nuestros pies deben dirigirse hacia esta persona. En caso contrario señalamos la falta de atención.

6.Ocupar el espacio con los brazos

Cuanto más espacio ocupamos, tanta autoestima emitimos. No hay que tener miedo de gestos grandes, pero siempre tenemos que tener los movimientos bajo control. Unos gestos rápidos y exagerados pueden ser señales de una persona neurótica o caótica.

7.No usar brazos como escudo

Mucha gente, sin querer, cruza los brazos con las palmas hacia dentro. Pero eso está mal. Cuando intentamos cubrir partes de nuestro cuerpo,  significa que estamos nerviosos. O más bien que intentamos separarnos de otra gente y así provocamos molestias. Al hablar delante del público, dejamos las palmas abiertas, durante conversación con otra persona mantenemos las manos en el nivel del estomago y durante una reunión ponemos las manos encima de la mesa.

8.Sentarse a la mesa

Nuestro sitio está a la mesa. Las mujeres muchas veces prefieren sentarse en las sillas que están cerca de la pared o detrás de todos. En el caso de que estamos invitados a una reunión nos sentamos a la mesa. Así nos ve todo el mundo y podemos participar en la discusión. Y si faltan sillas, bueno no pasa nada, nos traemos una.

No confiamos en nosotros mismos todo el día. Pero los líderes saben, que les falta autoestima, deben taparlo y actuar de modo, de que nadie se entere. Estos trucos nos facilitan esta actuación y empezar a sentirse seguros de nosotros mismos.

**Saludos Oliver**